En muchas ocasiones se tiene la idea errónea que basta con proponer y desarrollar una alternativa a una función que realicemos en JavaScript para haber solventado un problema de Accesibilidad Web ya que los usuarios que usen alguna herramienta de ayuda no disponen de dicha tecnología.

Pero las encuestas nos dicen lo contrario, que existe una mayoría muy amplia de usuarios que utilizan herramientas de ayuda y que ejecutan JavaScript así que aparte debemos comprobar que nuestra funcionalidad es igualmente accesible con dicha tecnología.

Roger Johansson habla brevemente sobre ello y expone como ejemplos el uso, en ocasiones abuso, de los efectos ligthbox (las ampliaciones que nos aparecen en grande oscureciendo el resto de la pantalla), calendarios, controles de formulario personalizados, etc…. todos ellos funcionales sin tecnología JavaScript pero con carencias de acceso por teclado o mediante un lector de pantalla ejecutando código JavaScript.

Fuente: Unobtrusive JavaScript is not necessarily accessible JavaScript