La semana pasada hacíamos un recorrido bastante general sobre las posibilidades que ofrece el aprendizaje electrónico a la hora de formarse a distancia e igualmente hablamos de sus posibilidades como negocio online. En esta entrada profundizaremos algo más sobre los recursos humanos y tecnológicos necesarios para desarrollar un sitio web de este tipo.

¿Porqué es interesante desarrollar un sitio de aprendizaje online?

El aprendizaje electrónico puede ser igual de efectivo que el aprendizaje tradicional, pero a un coste más bajo. Está claro que desarrollar un sitio de este tipo es algo más caro que preparar materiales tradicionales de clase y buscar los profesores, especialmente si se utilizan gran cantidad de materiales multimedia e interactivos, pero los costes generados a la hora de alojar estos cursos online ( servidores web y soporte técnico ) son significativamente menores que los que se pueden generar de una actividad de este tipo en el mundo real: gastos de local, tiempo a la hora de desplazar a los alumnos hacia el lugar donde se desarrollan los cursos, tiempo de los profesores, etc…

Como ventaja fundamental está también el acceso universal, desde cualquier lugar y para personas con horarios no convencionales por el motivo que sea.

Básicamente hay dos tipos de aprendizaje electrónicos, aquellos en los que el alumno es el organizador de su propio aprendizaje o aquellos en los que el aprendizaje es guiado por tutores y con una escaleta o guión supervisado por ellos. También existen cursos que combinan ambas modalidades.

En cuanto a los contenidos, básicamente se componen de:

  • Recursos de aprendizaje simples: como documentos ( word o pdf ), presentaciones ( powerpoint ) y material multimedia de audio y video. Este material no es interactivo, los alumnos tan solo pueden leer o ver los contenidos sin realizar ninguna otra acción. Este material se puede desarrollar rápidamente y a bajo coste.
  • Lecciones interactivas: Estas se utilizan sobre todo en los métodos de aprendizaje atogestionado, basado en secuencias de pantallas que pueden incluir textos, gráficos, animaciones, audio y video, enlaces, etc…
  • Simulaciones electrónicas: réplicas virtuales de situciones en el mundo real.
  • Tutoría electrónica: Soporte individual para los alumnos de la mano de especialistas.
  • Aprendizaje colaborativo: foros de discusión, chats, software social, discusiones síncronas o asíncronas, posibilidades de compartir el contenido generado personalmente con el resto de alumnos o trabajos asignados a varios alumnos.
  • Clase virtual: a través de hangouts de Skype o similares, dirigidos por un instructor, impartido remotamente y en tiempo real a un grupo de alumnos.

El aprendizaje electrónico puede ser síncrono y asíncrono, el primero de ellos se desarrolla en tiempo real, y el segundo es independiente del tiempo, los cursos autogestionados sueles ser del tipo 2 mientras que aquellos guiados son casi siempre del tipo 1.

¿Que se necesita para desarrollar un curso de aprendizaje electrónico?

Desde el punto de vista de los desarrolladores vamos a hacer un pequeño recorrido por todo aquello que se necesita en términos generales para crear un sitio online de aprendizaje: Los profesionales  y la tecnología necesaria para producirlos y llevarlos a cabo.

Un buen diseño y planificación, si bien es crucial para cada tipo de programa de formación, es aún más importante para los proyectos de e-learning. En la formación tradicional, el esfuerzo más grande se encuentra a la hora de impartir la formación en sesiones, mientras que en el e-learning, es en el diseño y desarrollo de materiales estructurados, que debe ser autónomo y capaz de ser utilizado varias veces sin hacer ajustes en el curso.

Estos son los puntos fundamentales a tener en cuenta cuando pensamos en desarrollar un modelo de aprendizaje electrónico:

  • Análisis: análisis de necesidades, análisis de audiencia, análisis de tareas y tópicos.
  • Diseño: objetivos de aprendizaje, secuenciación, estrategias de instrucción, estrategias de entrega y estrategias de evaluación.
  • Desarrollo: desarrollo de contenidos, guión gráfico, cursos de desarrollo.
  • Implementación: instalación y distribución, gestió de las actividades de losa alumnos.
  • Evaluación: reacciones, aprendizajes, conducta y resultados.

En cuanto al equipo necesario para llevar a cabo la actividad, se necesitarán un nutrido numero de profesionales de diversas áreas, no sólo educativas, sino también tecnológicas para cada uno de los puntos descritos anteriormente. Dependiendo del tamaño del proyecto, la complejidad de los cursos, la capacidad de los miembros del equipo de desempeñar diferentes papeles y los medios específicos y tecnologías requeridas estos serían los puestos necesarios en el equipo:

  • Gerente de recursos humanos y capacidades
  • Diseñadores instruccionales
  • Expertos en las materias a enseñar
  • Desarroladores web
  • Editores de medios
  • Administradores de curso
  • Personal cualificado de ayuda online
  • Tutores
  • Especialistas en soporte técnico

En la próxima entrega profundizaremos en cada uno de estos puestos profesionales y en  las características tecnológicas necesarias para llevar a cabo un proyecto de este tipo.